La Propiedad Industrial otorga dos tipos de derechos sobre determinadas creaciones inmateriales: por un lado el derecho a utilizar la invención, diseño o signo distintivo, por otro el derecho a prohibir que un tercero lo haga. En España, existen varios tipos de derechos de Propiedad Industrial: diseños industriales (protegen la apariencia externa de los productos), marcas y nombres comerciales (protegen combinaciones gráficas y/o denominativas), patentes y modelos de utilidad (protegen productos y procedimientos industriales) y topografías de semiconductores.