El desarrollo de las tecnologías, medios y telecomunicaciones descubren nuevas oportunidades de negocio como el comercio electrónico. Pero el marco legal difiere de un país a otro, por lo que es recomendable informarse y conocer la legislación aplicable antes de emprender cualquier actividad comercial.