Alemania toma medidas ante la recesión y el paro

Medidas legales contra la inminente recesión y paro en Alemania

El motor de la economía europea, Alemania, se encuentra en una fase de incertidumbre.  La cifra de parados en Alemania se sitúa últimamente en más de 4 millones, siendo éste el índice de desempleo más alto desde hace décadas.  Consiguientemente, el desempleo ha alcanzado en el 2003 la cifra de un 10%, mientras que los demás estados de la OECD siguen manteniéndose entre un 7,3 y un 7,9 %.  Además de todo ello, disminuye a la vez el crecimiento del PIB, situándose en comparación con otros países miembros de la Unión Europea entre los últimos puestos.

Una de las razones de dichos datos tan alarmantes, existe en los recientes cambios del derecho laboral alemán.  Existen muchas barreras en el mercado laboral que impiden que las personas encuentren un trabajo.  Los mercados laborales están desmesuradamente regulados – más que en la mayoría de los países industriales-.  La cuantía de leyes y reglamentos apenas son abarcables.  A éstas deben sumarse los amplios y detallados acuerdos colectivos así como una jurisprudencia y reglas que nacieron sobre la base del derecho de interpretación judicial, del que los jueces hacen un marcado y preferente uso.

El resultado de todo ello es la limitación de la capacidad contractual entre el empresario y el empleado con el fin de proteger a los trabajadores. Estas reglas y leyes tienen primordialmente la función de conservar y aplicar ideas y pautas creadas en el pasado impidiendo así la creación de nuevas formas de empleo o bien de otras compensaciones salariales lo que conlleva a un entorpecimiento de la creación de nuevos puestos de trabajo.  A raíz de esta situación, organizaciones internacionales como la OECD advierten y aconsejan al parlamento alemán que reforme y flexibilice las leyes y los reglamentos de derecho laboral.

En la actualidad se discuten diferentes medidas para agilizar el mercado laboral alemán por la vía legislativa:

  • Una de ellas es facilitar el despido en Alemania.  Hasta la fecha los trabajadores gozan de una protección legal contra el despido (improcedente) muy amplio.  Sólo si es capaz de poder demostrar infracciones muy graves – lo que en la práctica resulta ser muy difícil – el empresario tiene la posibilidad de despedir a un empleado.  La consecuencia de esta normativa es que los empresarios sólo suelen contratar personal si realmente están seguros de haber encontrado la persona adecuada.  En el caso de tener dudas, prefieren abstenerse de cualquier contratación.  El Ministro de Economía alemán, Wolfgang Clement, ha declarado públicamente que se están planteando cambios para disminuir dicha protección contra el despido un poco1.
  • Otro obstáculo de índole burocrático es el Meisterbrief (diploma de maestría).  Sin dicho diploma no hay posibilidades de poder acceder al mercado laboral.  En ningún otro país europeo hay una reglamentación del acceso a las profesiones artesanales de igual dimensión.  Si una persona ha desarrollado habilidades en su tiempo libre para restaurar, por ejemplo, muebles o coches clásicos, o si le gusta elaborar tartas, no le va ser posible hacer de su hobby una profesión, porque simplemente no depende de su talento, sino de trámites administrativos muy estrictos.
  • El día 1 de agosto de 2001 entró en vigor una polémica reforma del Betriebsverfassungsgesetz (Ley de régimen de comités de empresa). Con dicha innovación se pretende reforzar y ampliar la cogestión del establecimiento.  La mayoría de los artículos se dedican al aumento y apoyo a la creación de consejos de empresas. Las pequeñas y medianas empresas están obligadas a destinar uno de sus empleados como representante laboral, el cual se dedica exclusivamente a promover intereses de los trabajadores. Pero lo que se ha conseguido de verdad con esta norma es que meramente se ha aumentado la influencia de los sindicatos en las PYMES alemanas.  Por lo tanto también han aumentado los conflictos laborales en este tramo empresarial.  Además han surgido más gastos para los empresarios, por disponer de un empleado menos para la respectiva dedicación de la empresa. Estas y otras circunstancias le hacen cada vez más difícil combatir contra la cada día más existente competencia de otros países.
  • El concepto del trabajo temporal ha demostrado que es un método eficaz contra el desempleo. El trabajo temporal, parcial o limitado está poco desarrollado en Alemania.  Considerando los éxitos que han tenido países como Dinamarca, EE UU y España en combatir el desempleo a través de dicha clase de contratos laborales, sorprende un poco que no se hayan tomado medidas en Alemania todavía.
  • Lo más contradictorio en Alemania es que, no sólo existe una cifra de paro muy elevada sino, asímismo una escasez de trabajadores en diversos sectores.  En el sector de la restauración, la hotelería y en el sector de los trabajos domésticos hay una gran demanda y a su vez muy poca oferta.  Todas estas cuestiones se están discutiendo actualmente en Alemania y pueden llevar a un cambio fundamental del derecho laboral.  En general se nota que Alemania es conciente de necesitar cambiar de rumbo para mantener y recuperar la potencia económica que siempre le ha caracterizado.

Este artículo no constituye asesoramiento jurídico

Karl H. Lincke

Socio del despacho y Rechtsanwalt por la Rheinische Friedrich-Wilhelms-Universität de Bonn y Abogado, Karl H. Lincke está especializado en fusiones y adquisiciones, derecho societario y TMT. Idiomas de trabajo: español, alemán e inglés. Si desea información adicional Contacte con Karl H. Lincke

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *