Fases del proceso de adquisición de una empresa

La adquisición de una empresa en España como vehículo de inversión a través de la entrada en su capital social puede realizarse de dos maneras. Mediante la adquisición de la totalidad de las participaciones o acciones de la empresa, o mediante la adquisición de un pequeño porcentaje de las mismas. Para ello es necesario tener en cuenta los distintos pasos que deben seguirse para llevar a buen término este tipo de operaciones.

Fase 1 en la adquisición de empresa: la carta de intenciones (letter of intent)

Como primer paso en la adquisición de una empresa en España, es práctica común la firma de una carta de intenciones (letter of intent). En este documento -que puede ser unilateral o bilateral- las partes de una negociación:

  • Declaran su compromiso de comenzar una negociación que acabe con un acuerdo definitivo de compra
  • Fijan los pactos preliminares alcanzados hasta el momento
  • Delimitan los puntos sobre los que se deberá alcanzar un acuerdo satisfactorio.

Fase 2 en la adquisición de empresa: la Due Diligence

Tras la firma de las negociaciones, resulta altamente recomendable que el comprador lleve a cabo un proceso de Due Diligence sobre la sociedad que pretende adquirir. Este proceso trata de investigar y analizar dicha sociedad con el fin de conocer los riesgos o contingencias que pueden surgir con su adquisición. Es habitual realizar este proceso antes de contraer o llevar a cabo cualquier tipo de compromiso o inversión financiera significativa.

Fase 3 en la adquisición de empresa: la firma del contrato de compraventa (signing)

Una vez concluido el proceso de due diligence de forma satisfactoria para el comprador, tendrá lugar la firma (signing) del contrato de compraventa.

Fase 4 en la adquisición de empresa: el cierre de la operación (closing)

En algunos supuestos, ya sea por las contingencias apreciadas durante el proceso de investigación anteriormente referido, o bien por cuestiones que estén pendientes de resolución para las partes (por ejemplo, la necesidad de obtener alguna autorización externa), el cierre definitivo de la operación se realiza en un momento posterior. En estos casos se firma el contrato de compraventa conforme a los términos acordados tras la due diligence y el negocio jurídico queda sujeto al cumplimiento de las condiciones pendientes (signing – closing diferido).

El tipo de estrategia en torno al cierre de la operación dependerá de las circunstancias concretas de la adquisición de la empresa y, en gran medida, de las contingencias detectadas tras el proceso de investigación previo a la compraventa.

Fase 5 en la adquisición de empresa: tareas de cierre de la operación (post-closing)

Tras la adquisición de la empresa es muy frecuente que tengan lugar una serie de modificaciones societarias -cese y nombramiento de administradores, cambio de domicilio social, cambio de denominación de la sociedad, etc.-. La elevación a público e inscripción en el Registro Mercantil de estas modificaciones es conocida como post-closing o tareas de cierre de la operación.

Este artículo no constituye asesoramiento jurídico

Rosario Rodríguez

Rosario Rodríguez es abogada por la Universidad de Navarra. Sus áreas de práctica son el derecho mercantil, el derecho societario y de la contratación. Si desea realizar una consulta Contacte con nosotros