El concurso express: una alternativa para empresas sin activos

El concurso express se articula en la Ley Concursal para empresas carentes de activos realizables. A continuación, explicamos los casos en los que se aplica este tipo de concurso, así como sus principales características y su tramitación.

¿Qué es el concurso express?

El concurso exprés es una modalidad de concurso de acreedores dirigida, por norma general, a aquellas empresas que no poseen bienes de ningún tipo para liquidar o carecen de patrimonio alguno (o sea residual a efectos de liquidación).

La Ley Concursal en España resalta así la ineficacia de poner en marcha la maquinaria judicial de un concurso de acreedores cuando no existen bienes que liquidar. Lo anterior tiene como fundamento en que los acreedores, en ningún caso, van a cobrar sus deudas puesto que la empresa concursada está vacía de activos.

De esta manera, se evita un procedimiento judicial largo y tortuoso, compuesto por diferentes fases y que tiene su lógica para empresas con cierta estructura patrimonial. No así para aquellas otras cuyo activo no permite ni siquiera sufragar los costes del propio procedimiento concursal (tasas judiciales, honorarios de abogados, costes de la administración concursal, etc.).

¿Cómo se tramita el concurso express?

A priori, cualquier empresa que no posea activos y que se encuentre en situación de insolvencia y se vea en la obligación de solicitar el concurso de acreedores, podrá optar por un concurso express.

El procedimiento de solicitud debe ser admitido por el juez concursal y habrá de presentarse ante el juzgado de lo mercantil correspondiente, que decidirá, a la vista de la información aportada, si procede activar este procedimiento excepcional. De admitirlo como concurso express, no se nombrará siquiera a un administrador concursal, sino que la empresa se extinguirá de forma inmediata con el auto del juzgado.

No obstante, será necesaria la buena fe del empresario para poder optar por esta modalidad concursal. Es decir, en caso de detectarse por parte del juez que en la empresa hubieren existido irregularidades generadas por la falta de diligencia de sus administradores, el juez podría denegar la solicitud de concurso express al caber acciones de reintegración, de impugnación o de responsabilidad de terceros.

Dicho en otras palabras, para que sea admitido como concurso express, no deben pesar sospechas sobre la empresa en cuanto a su diligencia en la llevanza del negocio y su culpabilidad en la generación / agravación de la situación de insolvencia.

Cuáles son las ventajas del concurso express

Las ventajas principales a la hora de optar por este procedimiento, siempre que se cumplan las condiciones oportunas, son:

  • El ahorro de costes para la empresa
  • La rapidez y agilidad del procedimiento: el juez dictará en el mismo auto la apertura y la conclusión del concurso, sin que por tanto se desarrollen ninguna de las fases del concurso ordinario (fase común, fase de convenio y fase de liquidación)
  • De forma paralela, el juez solicitará también la extinción de la sociedad y el cierre de la hoja registral.

Si desea más información sobre la figura del concurso express o necesita asesoramiento sobre esta materia no dude en contactar con Mariscal & Abogados.

Manuel Álvarez-Sala & José María Mesa

Este artículo no constituye asesoramiento jurídico

José María Mesa

Licenciado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Carlos III de Madrid, José María Mesa es experto en las áreas de contratación mercantil, derecho societario y fusiones y adquisiciones. Idiomas de trabajo: español e inglés. Si desea información adicional Contacte con José María Mesa