La fase de desarrollo de un proyecto fotovoltaico en España

La fase de desarrollo de un proyecto fotovoltaico es la primera fase dentro del marco de ejecución de un proyecto de estas características en España. La elaboración de un proyecto viable que cuente con una estructura legal adecuada serán fundamentales para garantizar el éxito de la operación. Habitualmente la vida de un proyecto fotovoltaico consta de tres fases:

  • Fase I: Desarrollo del proyecto fotovoltaico
  • Fase II: Construcción del proyecto fotovoltaico
  • Fase III: Comercialización de la energía.

Este artículo se centra en la fase de desarrollo del proyecto fotovoltaico (Fase I), de la que destacamos dos aspectos fundamentales:

  • Por un lado, que la entidad que vaya a llevarla a cabo, el Promotor, disponga de un profundo conocimiento de la legislación vigente aplicable
  • Por otro, que el contrato que se firme con los inversores, sea adecuado para el cumplimiento de tal fin.

Los servicios de desarrollo en los proyectos fotovoltaicos: el contrato

El principal objetivo de la fase de desarrollo de un proyecto fotovoltaico consiste en que el Promotor obtenga todos aquellos permisos, licencias y autorizaciones necesarios para que la planta fotovoltaica alcance el denominado PLA (1) Estatus.

Para alcanzar el PLA Estatus de un proyecto fotovoltaico, han de solicitarse y cumplir con una serie de requisitos legales y administrativos, que reclaman habilidades negociadoras y un amplio conocimiento de la legislación regional y municipal del lugar en el que vaya a emplazarse el proyecto.

A tales efectos, resulta habitual que los inversores de un proyecto en fase inicial y el Promotor negocien y firmen un contrato que recoja los términos principales de esta fase de desarrollo. Por ello, es primordial delimitar en un documento contractual tanto el alcance de los servicios, como el precio acordado por los mismos. Este contrato generará seguridad jurídica para ambas partes.

Servicios

Los principales servicios que prestará el Promotor se resumen en:

  • Asegurar los derechos del terreno
  • Solicitar los puntos de acceso y conexión a la red
  • Depositar los avales
  • Elaborar los estudios medioambientales
  • Obtener los permisos y licencias.

Precio por los servicios de desarrollo

Habitualmente, el precio de los contratos de desarrollo de una planta fotovoltaica viene determinado por un precio fijo por cada megavatio que alcance el PLA Estatus.

Existen dos formas diferentes de invertir en un proyecto fotovoltaico:

  • Al inicio de la fase de desarrollo, en cuyo caso existe un riesgo de que el proyecto no alcance el PLA Estatus, pero en el cual el precio del megavatio será menor (el riesgo dependerá principalmente de la experiencia del Promotor)
  • Una vez el proyecto haya alcanzado el PLA Estatus, momento en el cual el riesgo es menor, pero el precio del megavatio será mayor.

Conclusión

La fase de desarrollo de un proyecto fotovoltaico resulta la de mayor importancia, dado que determinará la viabilidad de la ejecución del proyecto. En este sentido, resulta fundamental, principalmente para los inversores, elegir un Promotor experimentado que domine la legislación aplicable y sus principales requisitos.

Asimismo, es vital que en el contrato que firmen Promotor e inversores, las funciones y servicios a llevar a cabo, el precio del contrato y los plazos acordados queden perfectamente delimitados.

Por todo lo anterior y para prevenir futuros problemas, es esencial un buen asesoramiento jurídico en esta fase de desarrollo del proyecto.

(1) PLA, acrónimo de Permits, Licenses and Authorisations (permisos, licencias y autorizaciones).

Este artículo no constituye asesoramiento jurídico

Irene Terrazas

Licenciada en Derecho por la Universidad de Alcalá de Henares, Irene Terrazas es especialista en contratación pública, contratación mercantil y derecho societario. Idiomas de trabajo: español, inglés y francés. Si desea información adicional Contacte con Irene Terrazas