Los once colores de la biotecnología

Los colores de la biotecnología se centran en los campos de investigación de esta ciencia. Pero el término «biotecnología«, que se ha ido introduciendo poco a poco en nuestro vocabulario habitual, tiene todavía para muchos un significado poco claro.

Y sin embargo, el concepto de biotecnología hace referencia a algo muy concreto, cuya definición, sentido y alcance debemos conocer ya que la biotecnología es una realidad que forma parte de todos los ámbitos de nuestra vida y tiene un futuro prometedor.

Concepto de biotecnología

Según el Convenio sobre Diversidad Biológica de 1992, (Convention on Biological Diversity, Article 2) la biotecnología podría definirse como «toda aplicación tecnológica que utilice sistemas biológicos y organismos vivos o sus derivados para la creación o modificación de productos o procesos para usos específicos«.

Alcance de los colores de la biotecnología

La biotecnología tiene amplios e interesantes campos de investigación, que siguen los colores del arco iris:

La biotecnología verde alberga todos los procesos en el sector agrícola. Plantas transgénicas y organismos modificados genéticamente (OMG), antioxidantes, hortofruticultura (técnicas de cultivo), levaduras y bacterias transgénicas (empleadas en la fermentación del vino y la cerveza), biorreactores (sistemas que mantienen un ambiente biológicamente vivo) o agentes insecticidas, son algunos de los muchos campos que engloba la también conocida como biotecnología vegetal.

La biotecnología azul es la biotecnología relacionada con mares y océanos, con la exploración y explotación de organismos marinos. Aditivos y colorantes en la alimentación, nutracéticos para el tratamiento de artritis o mejora de la memoria, suplementos alimenticos, cosméticos y cremas rejuvenecedoras son algunas de sus aplicaciones.

La biotecnología blanca está vinculada al sector industrial. Los procesos catalizados por enzimas para aumentar la velocidad de obtención de productos  definen la biotecnología blanca. Un ejemplo es el conocido proceso de Haber-Bosh para la obtención del amoníaco; o el “biopulping”, el tratamiento con las enzimas xilanasas para prevenir la formación de derivados tóxicos en la lignina en la fabricación del papel.

La biotecnología roja o biotecnología sanitaria es la que concurre en procesos biosanitarios cuyo fin es curar enfermedades a través de la modificación de genes defectuosos a partir, por ejemplo, de la inserción de genes que reemplacen aquellos dañados. En esta rama se incluyen el descubrimiento de nuevos fármacos y vacunas (gracias a la implantación de la nanotecnología en medicina y de la farmacogenómica), la medicina regenerativa (con la ingeniería celular y de tejidos), la terapia génica y las nuevas y modernas técnicas de análisis y diagnóstico.

La biotecnología gris se centra en los ecosistemas y las ciencias ambientales. Trata la descontaminación del suelo y de gases contaminantes, la depuración y saneamiento de las aguas residuales, el mantenimiento de la limpieza del aire, el reciclaje de productos tanto vivos como inertes y la eliminación de metales pesados, hidrocarburos y especies degradantes de la biosfera. Tiene como fin la sostenibilidad entre personas y ecosistemas gracias a nuevos recursos biotecnológicos de origen energético y microbiológico a partir de la utilización de seres vivos tales como hongos, algas y plantas.

La biotecnología marrón, muy próxima a la biotecnología gris, se centra en el tratamiento de suelos áridos y desérticos a partir de especies altamente resistentes a suelos salinos y secos.

La biotecnología dorada es la responsable de todo lo relacionado con la bioinformática, tanto del software como del hardware, utilizados en el análisis de datos en procesos biológicos. Sus usos son infinitos: búsqueda de Primers, secuenciación de péptidos, búsqueda de alteraciones en el ADN, transcripciones erróneas del ADN o análisis filogenéticos (relaciones evolutivas entre diferentes especies).

La biotecnología negra está vinculada al bioterrorismo y las guerras biológicas. Se investigan microorganismos patógenos, virulentos y resistentes, para convertirlos en armas biológicas o contrarrestar sus efectos nocivos (las bacterias Bacillus anthracis o Coxiella burnetii, por ejemplo, pueden causan enfermedades letales a nivel pulmonar como el carbunco).

La biotecnología morada se centra en el estudio de los aspectos legales que rodean a esta ciencia: medidas de seguridad (bioseguridad) como la protección de datos del paciente, las patentes (regulación jurídica), los problemas bioéticos y de legislación. Las recientes investigaciones, así como las innovadoras formas de posible progreso, replantean principios morales y éticos: reproducción asistida, terapia rgénica de la línea germinal, investigación en animales o clonación.

La biotecnología amarilla es un campo emergente de la industria alimentaria. Los aceites culinarios están formados por ácidos grasos cuyo estudio pretende reducir su saturación. Existen los comúnmente conocidos como ácidos grasos malos o ácidos grasos saturados, de origen animal principalmente y los ácidos grasos buenos o insaturados, como el Omega-3, presente en el pescado azul. La biotecnología amarilla también estudia los procesos de hidrogenación que tanto afectan al corazón y provocan enfermedades cardiovasculares. O la elaboración de alimentos modificados con aumento en aporte calórico y suplementos vitamínicos utilizados en países en vías de desarrollo para combatir, de forma rápida y eficaz, la desnutrición infantil.

La biotecnología naranja es el área de divulgación de la biotecnología. Su enseñanza emerge con fuerza en centros universitarios de todo el mundo. Los conocimientos que aporta y su integración interdisciplinaria la convierten en una tecnología destinada a ofrecer bienes y servicios y a satisfacer nuestras necesidades en un futuro que ya podemos llamar presente.

Los colores de la biotecnología nos presenta un amplio abanico de las infinitas posibilidades y aplicaciones que tiene y tendrá esta ciencia en el futuro.

Rebeca García-Escudero Bernat

Este artículo no constituye asesoramiento jurídico

Mariscal Abogados

Mariscal Abogados es un despacho internacional multidisciplinar con experiencia acreditada en distintas áreas del derecho. Nuestros idiomas de trabajo son el castellano, alemán, inglés y francés. Si desea información adicional Contacte con nosotros

1 comentario

Trackbacks y pingbacks

  1. […] Leer el artículo completo: Los once colores de la biotecnología […]

Los comentarios están desactivados.