Establecimiento de una filial en España

El establecimiento de una filial en España supone la creación de una entidad independiente y con personalidad jurídica propia. Pese a constituirse con capital aportado por su matriz extranjera y estar controlada directamente por la misma, la filial es un sujeto jurídico independiente, es decir, una entidad distinta de su matriz que se considera a todos los efectos como residente en España y se encuentra, por tanto, sujeta a la normativa local. Es por ello sujeto pasivo del impuesto de sociedades español y debe atenerse a las obligaciones contables y fiscales vigentes, así como presentar sus cuentas anuales y demás actos societarios inscribibles en el Registro Mercantil.

Como aspectos importantes de la relación matriz extranjera-filial española cabe destacar que

  • La responsabilidad de la matriz extranjera respecto de su filial española se encuentra limitada al importe de las aportaciones de capital realizadas;
  • La filial española puede deducirse fiscalmente una serie de gastos como son los pagos en forma de intereses patentes o cánones, realizados a su matriz;
  • Además, la repatriación de dividendos de la filial española a su matriz extranjera estará generalmente exenta de tributación en España, cumplidos ciertos requisitos (inversor UE, porcentaje mínimo de participación, mantenimiento de la inversión, etc.).

Principales tipos de sociedades en España: sociedad limitada y sociedad anónima

Las dos principales formas jurídicas que puede adoptar una filial en España son la sociedad de responsabilidad limitada (S.L.) y la sociedad anónima (S.A.). Ambas figuras presentan una serie de diferencias que conviene resaltar:

S.L. S.A.
Capital social mínimo 3.000 € 60.000 €
Desembolso en el momento de la constitución Desembolso total Desembolso mínimo del 25%, más la prima de emisión, si hubiera
Acciones/participaciones No son valores negociables Son valores negociables
Aportaciones no dinerarias al capital social No se requiere informe de experto independiente pero los socios responden solidariamente de la autenticidad y valor de aportaciones no dinerarias Se requiere informe de experto independiente sobre las aportaciones no dinerarias
Régimen de transmisión acciones/participaciones Sociedad cerrada: las participaciones no se pueden transmitir libremente (salvo en caso de transmisiones entre socios, ascendientes, descendientes, sociedades del mismo grupo, etc.). Derecho de adquisición preferente a favor de socios y sociedad. Sociedad abierta: en principio, las acciones son libremente transmisibles, salvo disposición estatutaria.
Modificaciones estatutarias No requieren informe de administradores Requieren informe de los administradores o, en su caso, accionistas que proponen la modificación
Duración en el cargo de los administradores Pueden tener cargo de duración indefinida. Máximo de 6 años y reelegibles por períodos de igual duración.
Número mínimo/máximo de miembros del Consejo de Administración Número mínimo: 3Número máximo: 12 Número mínimo: 3No hay límite máximo

Trámites ordinarios para el establecimiento de una filial

Para el establecimiento de una filial en España (tanto en forma de S.A. como de S.L.) deben seguirse una serie de trámites ordinarios los cuales, por regla general, pueden realizarse en unas 6 o 7 semanas. Éstos son principalmente los siguientes:

  • Obtención del Número de Identificación Fiscal (NIF) del inversor extranjero.
  • Solicitud de certificado de denominación de la filial española ante el Registro Mercantil Central (validez de 6 meses).
  • Apertura de cuenta bancaria a nombre de la filial española y desembolso del capital social. La entidad bancaria emitirá un certificado del desembolso.
  • Solicitud del NIF provisional de la filial española.
  • Otorgamiento de la escritura pública de constitución de la filial española ante Notario, incluyendo entre otros aspectos, el certificado bancario, certificado de denominación, estatutos sociales, identificación de los administradores, etc.
  • Presentación del modelo D1-A de declaración de inversión extranjera en el Registro de la Dirección General de Comercio e Inversiones del Ministerio de Economía y Competitividad.
  • Liquidación del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales y Actos Jurídicos Documentados.
  • Solicitud de inscripción de la escritura de constitución en el Registro Mercantil (plazo general de 15 días para la calificación e inscripción).
  • Obtención del NIF definitivo de la filial española.
  • Cumplimentación de trámites censales a efectos fiscales y laborales (alta en impuesto de Actividades Económicas, IVA, alta en Seguridad Social, etc.)

Si desea más información en relación con lo anterior o necesita asistencia a la hora de completar los trámites pertinentes para el establecimiento de una filial española, no dude en ponerse en con Mariscal Abogados, sus asesores legales en España.

Este artículo no constituye asesoramiento jurídico

José María Mesa

Licenciado en Derecho y Administración y Dirección de Empresas por la Universidad Carlos III de Madrid, José María Mesa es experto en las áreas de contratación mercantil, derecho societario y fusiones y adquisiciones. Idiomas de trabajo: español e inglés. Si desea información adicional Contacte con José María Mesa